jueves, 27 de abril de 2017

EL ODIO

El Odio es inútil pero necesario. Odiar no tiene ningún efecto sobre lo odiado a no ser que el pensamiento se materialice a través de la acción. Pero el Odio es catártico: purifica a quien lo siente, abriendo la mente a todas y cada una de las facetas de la venganza y por lo tanto de lo oscuro, lo destructivo, el Mal potencialmente deseado, la aniquilación de lo odiado, su Némesis en definiva.

No hay comentarios: