jueves, 6 de junio de 2013

EL SILENCIO DE LOS DIOSES

Los dioses están callados porque les avergüenza lo que ven, lo que han creado.
Por eso se ocultan: porque se ven a sí mismos pequeños, impotentes, en medio de una serie imperfecta de concatenaciones que sólo llevan a la degeneración.
Da igual la religión, la creencia, el tiempo: Amón oculto tras sus velos, Isis escondida en su santuario (con velos también), el Dios cristiano haciéndose esperar en su Parusía (segunda venida)...nada, que no hay manera.
Hijos míos...os hubiérais esmerado un poquito más...

No hay comentarios: