miércoles, 19 de junio de 2013

EL GURU

Un guru es un guía espiritual. Tarde o temprano, en la conciencia de cualquier homínido surgen toda una serie de dudas respecto a nuestra existencia. Nuestro intelecto no acaba de asimilar algunas circunstancias que culturalmente se nos han inculcado. Hasta que un ser vuelve a pensar por sí mismo y elabora su propìa conciencia del mundo, es susceptible de ser influenciado por otros seres que pretenderán imponer su visión del universo. Estas personas no solamente persiguen un fin espiritual; muchos de ellos pretenden establecer un dominio ya material, ya clientelar, de sus oyentes.
Los gurus se detectan con facilidad. Al principio cuestionan. Luego, envuelven en afecto. Y finalmente, postulan, con agresiva intolerancia. Son insistentes. No admiten un no por respuesta. No aceptan ninguna opinión diferente a la suya.
Es imposible dialogar con ellos: han aprendido una lección que gira en torno a ella, una y otra vez, una especie de letanía viciosa que absorbe argumentaciones en contra, o matices siquiera. Y si no estás de acuerdo, es que estás equivocado, perdido.
Nacen contínuamente gurus. Pero os he dado las claves para su detección. Atentos pues.

No hay comentarios: