martes, 16 de abril de 2013

ETERNOS PRINCIPIANTES

El proceso de aprendizaje consiste en ir incorporando conocimientos nuevos a los adquiridos. Estos últimos se transmiten de generación en generación.
Una de las más fuertes rupturas que sufre la civilización actual es que el proceso milenario de transmisión de saber se ha truncado.
Ya no vale lo antiguo, lo adquirido a través del paso del tiempo: todo debe ser nuevo.
Antaño, una persona era capaz de saber todo lo necesario para garantizar su supervivencia en un lapso temporal relativamente corto. En la adolescencia, ya poseía los conocimientos necesarios para vivir en su entorno geográfico: digamos que era geohomodésico.
Sin embargo, en la actualidad, esto se ha quebrado: hay que reciclarse contínuamente; nada antiguo vale; todo está en continuo cambio y cualquier saber se cuestiona.
Este orden de cosas perpetúa la pervivencia de individuos inmaduros. No porque ellos lo sean, sino porque esta sociedad paternalista y patriarcal así lo requiere: el mensaje es claro: nunca sabréis lo suficiente, siempre seréis eternos beginners.

No hay comentarios: