lunes, 29 de abril de 2013

CAMARADERIA

El sentimiento más auténtico del que podemos gozar los humanos es la amistad. Camaradería, compañerismo. Es la única relación que en principio podemos calificar de desinteresada. Es más posible que así sea si se inicia en la infancia; en la juventud, una buena relación de camaradería puede llegar a ser épica.
En la vida adulta podemos también gozar de una excelente camaradería, siempre y cuando estemos seguros de que no esconde aviesas intenciones de aprovechamiento. Si tenemos la gran fortuna de encontrar camaradas, os aseguro que la vida puede llegar a ser una aventura espectacular: las vivencias compartidas se matizan, se enriquecen, se tornan vívidas maneras compartidas de entender el mundo.
A veces, pocas, se consigue.
Y cuando se logra, os aseguro que es mágico.

No hay comentarios: