miércoles, 20 de marzo de 2013

LA COLMENA, ¿EXITO SOCIAL O TIRANIA?

Hay personas que gustan de alabar la organización social de las abejas. Su orden, su criterio, su eficacia como comunidad.
Sin embargo, si analizamos más profundamente las bases de tal estructura social, nos daremos cuenta de que se basa en un orden establecido en la diferencia y en una rigurosa división de los individuos según su función. Tan rigurosa es esta división que es genética, insalvable, impermeable.
La Reina en la cúspide. Alimentación especial de una larva, seleccionada previamente, atendida por una corte de servidoras.
Las obreras, encargadas de las tareas de mantenimiento de la colmena y de la búsqueda de recursos.
Zánganos, los machos de función peculiar, que adquieren su máximo sentido a la hora de fecundar a su reina. Pensemos, además, que sólo ésta tiene derecho a tal disfrute.

Este orden tan estricto, que lleva a la comunidad a un éxito social de una efectividad loable...¿no nos parecería, en el caso de aplicarla al ámbito humano, una...tiranía? ¿Exito grupal en detrimento de la libertad individual?

No hay comentarios: