martes, 12 de febrero de 2013

VINCULOS

Comprobamos pues por nosotros mismos que el ser humano en el medio natural es apenas un superviviente.
Es necesario establecer vínculos, crear interrelaciones, construir una cooperación.
¿A qué precio?
Para algunos individuos altamente dominantes, el precio es el enfrentamiento. Para otros de espíritu más grupal, es el nacimiento de las fraternidades.
Ninguna actitud es mejor que otra, en principio. Sin embargo, a mi parecer, la colaboración presenta ventajas de supervivencia.
En las sociedades, de todas maneras, se establecen relaciones que muchas veces no son necesarias, pero están programadas en muchos individuos a nivel genético desde el albur de los tiempos: la dominancia y la sumisión. Esto crea un líder, un macho y una hembra alfa, que dirigen el grupo.
Pero a mi entender hay otra posible interrelación: la gobernada por la inteligencia. No se establecen entonces jerarquías: pero para eso hay que ser lo suficientemente tolerante, adaptable y empático para valorar en todo lo que vale la riqueza de todos y cada uno de los individuos que constituyen el grupo.
Esto sería una buena función para una Madre Tribal. Es la base de la primitivísima sociedad matriarcal.

No hay comentarios: