martes, 15 de enero de 2013

SIN ALMA

Por supuesto, no hay vida después de la muerte.
Recuerdo que cuando era pequeña, pregunté si los perros iban al cielo. La respuesta fue: no, por Dios, si los animales no tienen alma...
Una eternidad sin animales...solamente rodeada de humanos...
Insoportable, francamente.
Así que si ellos no van, yo tampoco.
No hay cuerpo, alma y espíritu, o cualquier otra de esas divisiones del ser que tanto gustan a las diferentes filosofías que han sido y son. Hay una unidad: cuerpo consciente a través de los datos que recibe un centro nervioso gracias a los sentidos. Como cualquier otro ser vivo, por lo demás.

No hay comentarios: