viernes, 25 de enero de 2013

ABRAZOS

Me invitas a tu casa, ésa en la que de noche oyes las bellotas rodar bajo tu ventana.

Enciendes el fuego. Frío y hielo, fuera; calor, llama, brasa, dentro...alrededor del fuego se forjan amistades, se buscan abrazos, esos abrazos que hoy en día se anhelan...se ha quedado la gente huérfana de cariño. Se nota.  Los han criado ajenos al sentir, simples máquinas de producir, de obtener resultados. Huyen, temen el amor...pero lo buscan desazonadamente, sin esperanza, como autómatas, temiéndolo. 
El abrazo que puede ser fuego...pero también cálida envoltura. Madre...no te dejaré. No temas.


No hay comentarios: