jueves, 10 de enero de 2013

EL HOMBRE NO ES DIVINO

Hermetismo: doctrina impartida por Hermes Trismegisto, legendario mago egipcio. En ella se asevera que el ser humano es divino.
A nuestro parecer, no es así. El ser humano debe asumir que es un animal con algunas características peculiares: su capacidad de hablar y de construir herramientas. Esto le ha permitido desarrollar aptitudes diferentes a cualquier otro ser vivo. Pero no es garantía para su divinidad.
Un ser divino debería ser capaz de poseer algunas características que le permitieran un grado de empatía con el resto de seres y con el entorno que le asegurara que su comportamiento no genera distorsiones: no es así. Ni aún con las mejores intenciones se consigue un efecto benéfico pleno. 

No hay comentarios: