martes, 29 de enero de 2013

CONSTRUYENDO

Sobre este solar desasistido, podemos ahora empezar a construir. Sin ideas preconcebidas.
¿Qué necesitamos? Satisfacer primero nuestras necesidades como individuos. Materiales, pero también de otra índole.
No, no nos basta comer, dormir, ropas. Tenemos inquietudes que nos hacen movernos, buscar, explorar. Este es el punto de...¿divinidad? No. Es el punto de humanidad, lo que nos ha hecho diferencialmente humanos. Capaces de lo peor, pero también de lo mejor. Solidaridad, cooperación, entrega, amistad.
El lugar es esencial. ¿Vida urbana o vida rural? ¿En comunidad o en solitario?
Primero, es necesario conocernos a nosotros mismos, desnudos de consideraciones y criterios sociales. Pues no todos somos iguales, cada uno se verá mejor en determinado escenario, en cierta geografía humana y física.
Así pues, identifiquemos primero nuestras necesidades. Empecemos a construir unos buenos fundamentos.

No hay comentarios: