sábado, 26 de enero de 2013

COMPETENCIA

El exceso de población ha creado una competencia por los recursos entre seres humanos. Por supuesto, nada nuevo bajo el sol: es la misma ley que rige el mundo animal y vegetal desde tiempos inmemoriales. La competencia es la fuerza que ha llevado a la evolución de las especies. El problema surge cuando, de ser interespecífica, es decir, entre especies diferentes, pasa a ser intraespecífica: entonces, la vieja programación genómica que lleva inscrita la cooperación entre individuos como clave de subsistencia (la arcana noción de tribu) carece de sentido, pasando a primar el canibalismo social.
No es la primera vez que esto sucede en la historia humana: es, ha sido y será la causa de todas las guerras, enfrentamientos y conquistas. Dominar la fuente de recursos asegura la supervivencia de la especie.
Supervivencia de la especie...¿a costa del individuo que la forma? Me temo que la respuesta es afirmativa.

No hay comentarios: